Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Nació una vaca roja: ¿se viene el fin del mundo?



Nació una vaca roja: ¿se viene el fin del mundo?

Según algunos creyentes judíos y cristianos, el nacimiento de una becerra rojo puede ser un signo del "fin del mundo" (o de la "era mesiánica"). Y, en apariencia, ¡acaba de nacer una!..


Hace pocos meses. el Temple Instiute de Jerusalem emitió una declaración diciendo que “una novilla perfectamente roja nació en la tierra de Israel”, posiblemente la primera novilla roja (pará adumá, en hebreo) pura en dos mil años. 

Tal evento cumpliría cumple una profecía bíblica sobre “el restablecimiento de la pureza del mundo y la reconstrucción del Sagrado Templo (de Jerusalem)”, según el anuncio en YouTube del instituto..

Las novillas rojas aparecen asociadas a los relatos sobre los últimos días, tanto en el cristianismo como en el judaísmo. 

La rareza absoluta del animal, combinada con el ritual detallado en el que se la usa (Números 19:2, 19:3, 19:9 y 19:18-19), le ha dado a la novilla roja un estatus especial en la tradición judía. 

Al punto de que el Talmud le dedica un tratado entero llamado, justamente, Pará (vaca).

Se cita como el ejemplo principal de un jok, o ley de la Torá (bíblica) para la cual no existe una lógica aparente o está más allá de nuestro entendimiento, y por lo tanto se considera de origen divino absoluto. 

Debido a que el estado de pureza ritual obtenido a través de las cenizas de una novilla roja es un requisito previo necesario para participar en el servicio en el Templo, algunos judíos observantes han hecho esfuerzos en los tiempos modernos para encontrar una vaca roja que les permita recrear el ritual, en anticipación de la construcción del Tercer Templo de Jerusalem, lo que a su vez anunciaría la llegada del Mesías.

Tan importante es esto para algunos sectores, que el Temple Institute lanzó hace tres años un programa llamado “Criar una novilla roja en Israel”, que se esfuerza por criar una vaca perfectamente roja importando embriones congelados de vacas rojas para implantarlas en las vacas domésticas israelíes comunes.

El pequeño becerro rojo recién nacido ha sido sometido a un extenso examen por parte de expertos rabínicos que confirmaron que es una “candidata viable para ser equiparada a la novilla roja bíblica” y que cumple con los requisitos profetizados. 

El Instituto del Templo afirma que -siguiendo la tradición judía.- que solo han habido nueve auténticas novillas rojas (desde Moisés hasta la destrucción del Segundo Templo), y que la décima anunciará la construcción del Tercer Templo.

Pero aún no salgas corriendo a anunciar que llega el fin del mundo: existe la posibilidad de que la vaca sea “descalificada” más adelante por causas naturales. Algo más que posible, ya que una vaca inmaculada y permanentemente roja es una auténtica anomalía biológica.

Los candidatos anteriores han sido descalificados por no cumplir con los estándares bíblicos. Una vaca roja identificada en 1999 fue descalificada por ser macho. Otra, nacida en 2002, fue descalificada después de desarrollar un pequeño parche de pelaje blanco.

Nota curiosa: la novilla roja también es considerada sagrada en la mitología griega, y asociada con el dios Apolo.