Guía de viaje por las judiarias de Portugal

Guía de viaje por las judiarias de Portugal

Acompáñanos a descubrir todos los secretos de las de Portugal, y a conocer a las comunidades judías que han vencido a la Inquisición luego de 500 años de resistencia

La historia judía de Portugal es una de las más fascinantes de la que se tenga noticia, y vale la pena descubrirla en forma personal recorriendo su red de juderías (“judiarias”, en portugués), testimonio de un rico pasado que sigue dando frutos pese a todas las adversidades.

Las cosas han cambiado mucho (aunque no lo suficiente aún) y los sucesivos gobiernos portugueses, nacionales y locales, han hecho mucho recuperar y poner en valor la historia judía del país.

Sin embargo, queda bastante por hacer: aún resisten no-dichos e implícitos, temores y prejuicios incorporados al “sentido común”.

Todo eso, y algunas fallas en la información oficial, a veces complican un poco la tarea de organizar el viaje.

Para subsanarlo, te ofrecemos esta guía de viaje para descubrir las judiarias de Portugal, muy práctica y redactada en base a nuestra propia experiencia.

Modestia aparte, creemos que es la mejor de todas, en cualquier idioma, sobre todo porque en ella llenamos todos los “huecos” y omisiones que contiene la información disponible hasta el momento (oficial y no oficial por igual).

Preparando el viaje a Portugal

Portugal tiene mucho que ofrecer a los visitantes, y sería una lástima no aprovechar para conocerlo al máximo, aunque el objetivo principal sea conocer sus juderías.

Por ello incluiremos en la guía -y en el cálculo de los tiempos- los imperdibles que no puedes dejar de conocer y cómo aprovechar al máximo tu tiempo.

¿Cuándo viajar a Portugal?

La respuesta es clara: desde fines de la primavera hasta principios de otoño.

Buena parte del recorrido por las juderías de Portugal se desarrolla en zonas montañosas, en las que muchas veces nieva o hay tormentas, y conducir podría volverse más peligroso de lo aconsejable.

Por otro lado, Portugal disfruta de un clima muy templado en verano. Nosotros viajamos durante la peor ola de calor en Europa en décadas, y mientras todo el resto de los europeos se derretía, nosotros muchas veces debíamos usar un abrigo liviano por las noches.

¿Cuánto tiempo lleva recorrer las juderías de Portugal?

Nosotros solo disponíamos de dos semanas y no nos alcanzó: tuvimos que elegir qué dejar para otro viaje.

Si te es posible, dedícale tres semanas. Y debes saber que, aún así, tendrás que conducir bastante y varias veces madrugar un poquito.

¿Cómo moverse por Portugal?

La respuesta es una sola: alquilar un coche, de otra manera es imposible hacer este viaje.

Es posible hacer un tour organizado, pero no existe ninguno que sea tan completo como lo que podrías hacer por las tuyas (por libre).

Y te lo decimos desde ahora: ninguno visita algunos de los lugares más interesantes que hemos conocido.

Conducir en Portugal: una buena y una mala

La buena: Portugal tiene una excelente red de caminos, con gran cantidad de autopistas recientes.
 
Gran parte del recorrido por las juderías se hace por autopista, y lo que no es por rutas en bastante buen estado.
 
Por ahí leerás que dejan bastante que desear, pero no es el caso con las que deberás transitar para recorrer las juderías, así que a no preocuparse.
 
Y si le temes a los caminos de cornisa, [email protected]: pese a que irás por bastantes zonas montañosas, no te tocará ninguno de esos que te hacen rezar todo el camino.
 
La mala: el sistema de peajes es extremadamente complicado y automatizado. Es decir: no hay ningún ser humano que te pueda ayudar.
 
¡Y no pagar un peaje implica pagar una multa de 10 veces el importe no pagado!
 
Pero la solución es sencilla:
 
– Alquila el coche en Portugal

– Pide que te coloquen y activen el dispositivo de telepeaje.
 
Te cobrarán por el alquiler de dispositivo alrededor de 1,5 € por día hasta un máximo de 15 € (más IVA), pero créenos que vale la pena.
 
Pero si aún deseas explorar otras alternativas, o si vienes conduciendo desde España, encontrarás toda la información que necesitas haciendo clic en este link:
 

El dinero en Portugal

Lee esto y te ahorrarás muchos dolores de cabeza.
 
¡Créenos: no conocer esta información casi nos arruina la visita a Belmonte!
 
Para ser sintéticos: lleva todo el efectivo (en euros) que puedas, ya que:
 
– En la gran mayoría de los comercios, no aceptan tarjetas de crédito que no sean portuguesas (¡ni siquiera en muchos museos!).
 
Cuanto más te alejes de las grandes ciudades, más problemas tendrás para pagar con tarjeta de crédito.
 
Y si las aceptan, muchas veces solo Visa y Mastercard. ¡Primark no acepta Amex en Portugal!
 
– Hay muy, pero muy pocas casas de cambio, y con horarios a veces poco adaptados a los turistas. 
 
¡Y los bancos NO cambian dinero extranjero! ¡Ninguno, en ningún lado!
 
Las mejores opciones son las sucursales de la cadena Unicambio que están en algunos centros comerciales
 
Encontrarás un listado haciendo clic en este link.
 
¡Atención! No existen casas de cambio en las regiones donde se encuentran gran parte de las juderías: Alto Douro, Trás-os-Montes y a lo largo de la frontera con España.
 
¡Ni una (y mira que las buscamos desesperadamente)!
 
– Lo que sí hay es buena cantidad de ATM (cajeros automáticos), peeeeero pueden haber algunos “problemitas”.
 
Nosotros hicimos una extracción en Almeida, y a partir de ahí dejó de funcionar. En el banco emisor nos dijeron que no había ningún problema con la tarjeta, así que supusimos que se había dañado.
 
Luego de tres días de estar contando los centavos, y de sucesivas pruebas localidad tras localidad, de repente en Coimbra volvió a funcionar.
 
Nunca supimos que pasó, pero tenlo en cuenta: puede que a veces pases varios días sin poder extraer dinero del cajero automático.