Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Día del Holocausto en Bulgaria: 10 de Marzo



Día del Holocausto en Bulgaria: 10 de Marzo

El 10 de Marzo de 2006, declara a esta fecha "Día del y de las Víctimas de Crímenes contra la Humanidad" para conmemorar la deportación por los de los judios de Tracia y Macedonia


Bulgaria declaró en 2006 esta fecha como  “Día del Holocausto y las víctimas de Delitos contra la Humanidad ” para conmemorar la deportación de 20000 de los territorios ocupados de Tracia y Macedonia a los campos de concentración nazis en 1943, solo una docena de los cuales sobrevivieron.

En cambio, ninguno de los 48000 ciudadanos judíos de Bulgaria fue entregado a los nazis, a pesar de que el país era un miembro activo del Eje y luchó junto a (aunque nunca fue a la guerra contra la URSS).

Todos los intentos de promulgar leyes raciales antisemitas y de perseguir a los judíos búlgaros se encontraron en cada etapa con protestas callejeras generalizadas y peticiones en contra de la Ortodoxa Búlgara, la Unión Búlgara de Escritores y otras asociaciones profesionales, así como de políticos que formaban parte del ogbierno.

Los planes de deportación fueron cancelados cuando el esfuerzo de guerra nazi comenzó a tambalear en el frente oriental en 1943, y los cambio, hombres judíos búlgaros sin discapacidad fueron en cambio enviados a campos de trabajos forzados dentro de los límites del país.

La   conquistó Bulgaria en agosto de 1944. Después de la guerra, la gran mayoría de los judíos búlgaros emigró a

Cuando la policía comenzó a reunir miles de judíos dentro de las fronteras de Bulgaria de antes de la guerra, la protesta pública resultante detuvo al. . . gobierno.

Cuando el arzobispo Stefan se enteró de que al menos 800 judíos de Sofía estaban a punto de ser “evacuados”, corrió al palacio real y se negó a irse hasta que el rey finalmente accedió a escucharlo.

El Obispo Kyril de Plovdiv (futuro jefe de la Iglesia Ortodoxa) envió varios telegramas al monarca y, en un desafiante acto de desobediencia civil, permitió a los judíos locales refugiarse en su iglesia y en su propia casa.

Impidió la deportación de entre 1500 y 1600 judíos de su diócesis, a quienes se había ordenado reunirse en la estación de tren de Plovdiv durante la noche del 9 de marzo, al prometer que se acostaría sobre los rieles frente al  primer tren que intentara sacarlos del país
“.
– Rossen Vassilev