21 de Septiembre: Herman Bernstein

21 de Septiembre: Herman Bernstein

El 21 de Septiembre de 1876 nace Herman Bernstein, el periodista que expuso públicamente a los "Protocolos de los Sabios de Sión" como una falsificación inventada por los servicios secretos zaristas

En esta fecha de 1876, nace en Vladislavov (conocida en idish como Naishtot) el  periodista estadounidense Herman Bernstein, quien en 1921 expuso la falsedad de los llamados “Protocolos de los Sabios de Sión”.

Bernstein escribió durante muchos años para medios como The Nation, New York Times, New York, The Brooklyn Eagle, y numerosas publicaciones judías.

Cubrió la Primera Guerra Mundial, el caso Beilis, la Revolución Rusa  y la guerra civil que la siguió, y también escribió novelas, libros de no ficción, y poemas.

También entrevistó a muchos de las más prominentes figuras de su tiempo, como Albert Einstein, Leon Trotsky, Jaim Weizmann y Henri Bergson, y también Leo Tolstoy, Bernard Shaw, Auguste Rodin, Havelock Ellis y Woodrow Wilson.

Bernstein también tradujo los principales escritores rusos al inglés, y dos de sus obras se transformaron en producciones de Broadway.

Su libro de 1921 “Protocolos: Historia de una mentira”, llevó a Henry Ford (que los había publicado) a describir a Bernstein como “el chico de los mandados de la judería internacional ” y a afirmar mentirosamente que el periodista fue su principal fuente de información la presunta “conspiración judía internacional”.

Como resultado, Bernstein demandó al magnate del automóvil por $ 200.000. Sin embargo, no pudo lograr que Ford reciba los documentos judiciales, y la demanda por difamación languideció hasta extinguirse.

Bernstein fue activo en la vida organizada judía y se desempeñó como secretario del Comité Judío Americano. Falleció en 1935.

El Kaiser es expuesto como un maestro de la intriga y mefistofélico planificador de la dominación alemana del mundo. El antiguo zar es mostrado como un débil caprichoso, sin carácter, una “no entidad” desprovista de color… ambos hablaron de paz y conspiraron contra ella“.
Herman Bernstein