Mendel Beilis: 28 de octubre

1913: Luego de dos años de prisión y torturas al ser acusado falsamente de "crimen ritual", Mendel Beilis es declarado inocente y liberado en Kiev

El 28 de octubre 1913, luego de dos años de prisión y torturas al ser acusado falsamente de "crimen ritual", es declarado inocente y liberado en Kiev

El calvario de Mendel Beilis

Después de dos años de encarcelamiento brutal, Mendel Beilis es absuelto en Kiev en esta fecha de 1913 de los cargos de asesinato en un juicio por “” que concitó la atención mundial.

Beilis era un veterano del ejército y padre de cinco hijos que trabajaba como superintendente en una fábrica de ladrillos.
Cuando un niño de 13 años fue asesinado y abandonado en un sótano cerca de la fábrica, Beilis fue arrestado en base al testimonio de un farolero que afirmaba que el niño había sido secuestrado por un judío (testimonio “obtenido” por la policía secreta del zar).

A pesar de tener una sólida Beilis fue arrestado y sometido a una intensa campaña antisemita que se extendió hasta el juicio, en el que los fiscales intentaron “probar” la acusación de libelo de sangre.

Luego de liberado, Beilis se convirtió en un héroe para los judíos de todo el mundo, y su historia fue relatada en al menos tres producciones teatrales en idish.

El y su familia emigraron de al Mandato Británico en Palestina, donde vivieron durante varios años antes de establecerse en los Estados Unidos en 1921.

En 1925 publicó en idish “La historia de mis sufrimientos”. Murió en 1934, y su calvario fue relatado en idish en su lápida:

Presta atención a esta tumba / Aquí hay una persona santa, un hombre elegido /
El pueblo de Kiev lo hizo víctima / Y sobre todo Israel extendió el sufrimiento /Falsamente acusaron a él y a su comunidad de tomar la sangre de un / niño cristiano como si su fe se lo pidiera para la Pascua /
lo ataron con cadenas y lo arrojaron a un pozo / años que no vio la luz del día.
En nombre de todo Israel, fue severamente torturado / Rinde homenaje a este alma pura e inocente /
que mora a la sombra del Señor en las alturas del cielo / hasta que aquellos que duermen despierten a la vida…

– Traducción de la lápida de Beilis