Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

La niña más dulce del mundo canta en hebreo



La niña más dulce del mundo canta en hebreo

Amelia Uzun se presentó en un concurso de talentos de cantando Tzel etz tamar, y el resultado no podía ser mejor...


Cuando Efrat Shlomo Feintuch escribió la letra de Tzel etz tamar (la de la palmera), seguramente no imaginó el largo camino que recorrería su composición.
 
Primero como una de las canciones preferidas para celebra Tu Bishvat (el Año Nuevo de los árboles).
 
Luego, como uno de los éxitos del popular músico isarelí .
 
Y, para terminar, en la extraordinaria interpretación de Amelia Uzun, una niña moldava que la cantó a los seis años en un concurso de talentos en Rumania.
 
Para los jurados no fue suficiente, pero para nosotros Amelia es, sin dudas, la ganadora: