Chistes judíos: El ladrón principiante



Chistes judíos: El ladrón principiante

Por más que se vista de seda, se queda...


¿Han Solo también hizo el bar mitzva?

Iosele decidió un día no ser más pobre y queriendo hacer mucho dinero muy rápido se hizo ladrón.

Pensó: es época de vacaciones, voy a ir al barrio de los ricos y en la mansión que esté sin sus dueños voy a entrar por la noche, así puedo robar muchas cosas de valor.

Asombrado de si mismo por su inteligente razonamiento y sin tener en cuenta su pasado de shlemazl, se lanzó a la aventura.

Por la noche y forzando una ventana se metió en el gran salón de una enorme casa. Mientras buscaba con su linterna los objetos de mayor valor, escucha de repente una voz que le dice:

– ¡Goliat te esta mirando!

Sorprendido, busca con su linterna y no ve a nadie. Comienza a apurarse metiendo algunos objetos en la bolsa cuando nuevamente otra vez la voz:

– ¡Goliat te esta mirando!

Ahora si muy asustado va hacia la cocina, de donde venía el sonido. Alumbra con la linterna y ve: ¡a un loro!

Riéndose exclama – Así que tú eres Goliat

– No, yo soy David, le contesta el lorito

– ¡David! ¿Y quien es el tonto al que se le ocurre ponerle un nombre bíblico a su loro?

Y el loro le contesta:

– Al mismo tonto que le puso Goliat al Doberman gigante que tienes a tus espaldas.