Cómo hacer levadura casera



Cómo hacer levadura caseraCómo hacer levadura casera

La mitad del mundo está en cuarentena, y a todos se les ocurrió hacer pan al mismo tiempo. Te enseñamos cómo hacer casera para pan para paliar la escasez...


Sudeep Agarwala, de origen hindú, es un genetista especializado en levaduras y desde hace 10 años experto en hacer todos los viernes jalot (el pan típico de shabat) para su esposo, un profesor judío de Harvard.

En estas épocas de cuarentena y falta de levadura en todo el mundo, ha convocado a las herramientas que le enseño su profesión para venir en nuestro rescate: en su cuenta de Twitter, @shoelaces3, ha publicado una serie de threads que se viralizaron rápidamente y en los que nos enseña que la levadura está a nuestro alcance, en nuestro propio hogar.
 
Esta es la traducción de su :

Busque en su cocina cualquier fruta seca: uvas, pasas, ciruelas pasas, albaricoques. La fruta fresca también funciona, pero es mejor dejarla sin lavar, y dada nuestra situación actual, esto probablemente no sea una buena idea a menos que haya cultivado la fruta usted mismo y confíe en su bioseguridad.

Tome la fruta, póngala en un frasco y agréguele un poco de agua. 2 o 3 cucharadas (30-40 ml) es más que suficiente. Si agitas la fruta, notarás que el agua se vuelve ligeramente turbia. ¡Esa es la levadura!

Estás en buen camino. Agrega una cantidad igual de harina a la mezcla. Si no tienes cómo medir cantidades, usa suficiente harina como para obtener una masa suelta y húmeda. No hay necesidad de “lujos”: la harina vieja está bien. La harina blanca es perfecta (es lo que prefiero). No hace falta que sea orgánca, ni rica en gluten-

Y luego esperas. Deberás mantenerla tibie (pero no caliente). Abrázala mientras estás en una maratón de Netlix. Abrázala mientras anhelas el toque humano una vez más. O colócala sobre el lavavajillas mientras está funcionando. Hazlo bien y después de 12 horas verás burbujas que irán creciendo.

ES LA LEVADURA LA QUE ESTÁ HACIENDO ESAS BURBUJAS. Una vez que la pasta de harina se afloje (24 a 48 horas), toma un poquito de la mezcla de fruta / harina / agua y ponla en 30-40 ml de agua, agrega harina y repite. Esta vez, debería cobrar vida y las burbujas aparecer mucho más rápido.

Y si no funciona la primera vez: 1) sé paciente y 2) prueba con algo diferente.

No tengas miedo de ser creativo. Intenta con un poco de pan viejo que tengas por ahí. O migas de pan. Hay viejas historias de panaderías parisinas que vendían baguettes que eran más pan viejo que harina para reducir costos y mantenerse a flote.

¿Acabas de terminar una deliciosa cerveza belga o estabas bebiendo una botella de vino que deja residuo en el fondo? ¡Mézclalos con un poco de harina y agua y mira qué aparece! Ten en cuenta que irás reduciendo el material de arranque con bastante frecuencia, por lo que los sabores originales no estarán presentes cuando finalmente hornees tu pan.