Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

¿Quiénes combaten mejor las pandemias: los murciélagos o los seres humanos?



¿Quiénes combaten mejor las pandemias: los murciélagos o los seres humanos?

Los murciélagos enfermos se aíslan a sí mismos, lo que ayuda a evitar crisis como las del COVID: estudio israelí


Ampliamente asumidos como la fuente de coronavirus, los murciélagos probablemente nos hayan salvado de otras enfermedades, dicen los científicos: se quedan “en casa” cuando están enfermos, protegiendo a los otros murciélagos, y a otras especies

Se cree que los murciélagos han transmitido el nuevo coronavirus a los humanos. Pero los investigadores israelíes dicen que probablemente nos han salvado de muchas otras enfermedades, gracias a su comportamiento de distanciamiento social en gran parte desapercibido.

Científicos de la Universidad de Tel Aviv acaban de publicar una investigación revisada por pares en la que se observa que los murciélagos que se sienten mal se quedan en “casa” en sus cuevas, lo que reduce la interacción con otras especies.

Observaron que los murciélagos enfermos también se mantienen alejados de sus compañeros ante el menor indicio de inflamación en sus cuerpos, después de enfermar a cinco murciélagos frugívoros egipcios y seguirlos en una gran colonia durante 72 horas.

Los investigadores utilizaron GPS para rastrear la búsqueda de alimento de los murciélagos, sensores de aceleración para monitorear sus movimientos, video infrarrojo para registrar su comportamiento social y muestras de sangre para medir los marcadores inmunológicos.

Observaron que durante la enfermedad los murciélagos eligen mantenerse alejados de la colonia y no salir de la cueva, pese a ser los más sociables de los animales. Los murciélagos se alejaban de sus congéneres, incluso retrocediendo marcha atrás cuando alguno se acercaba a ellos.
 
Dejaron de buscar comida al aire libre durante al menos dos noches, reduciendo así la transmisión a las colonias vecinas, y esos comportamientos demuestran una respuesta inmunitaria fuerte e integradora que promueve la recuperación de los individuos infectados al tiempo que reduce la transmisión de patógenos dentro y fuera del grupo, y también la posibilidad de cruce a otras especies, como los humanos  

Los investigadores israelíes dicen que se pueden usar para los murciélagos todos los términos que se usan para los humanos durante la pandemia: distanciamiento social, autoaislamiento y cuarentena

Se trata de algo atípico para los animales, a quienes la evolución les ha enseñado a tratar de minimizar los signos de enfermedad y permanecer con el grupo, donde están más a salvo de los depredadores y es menos probable que pasen hambre.
 
Esto sugiere que para encontrarse con un murciélago enfermo, los seres humanos deben primero invadir el entorno natural de los murciélagos o eliminar sus hábitats.  

Referencias:

Tracking sickness effects on social encounters via continuous proximity sensing in wild vampire bats
Simon P Ripperger, Sebastian Stockmaier, Gerald G Carter, Behavioral Ecology, Volume 31, Issue 6, November/December 2020
https://doi.org/10.1093/beheco/araa111